Cargando...

Con motivo de la Navidad muchas empresas obsequian a empleados y directivos con cestas y regalos propios de estas fechas.

Estos regalos no están libres de tributación, teniendo implicaciones fiscales, tanto para la empresa como para los trabajadores que la reciben. 

Para el trabajador,de cara al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, son considerados retribución en especie, no exenta.

Deben por tanto figurar en la nómina del trabajador y la empresa tendrá que efectuar la correspondiente retención e ingreso a cuenta.  En cuanto a su valoración, se valorarán por su valor normal en el mercado, incluyendo el ingreso a cuenta si este no fuese repercutido al trabajador.

Para la empresa, siempre y cuando las cestas o regalos de Navidad formen parte de los usos y costumbres con respecto a su personal, tendrán la consideración de partida deducible a efectos del Impuesto sobre Sociedades.

El mismo tratamiento se da a la cena de Navidad en sede del Impuesto sobre Sociedades, siendo un gasto deducible, siempre que se justifique su naturaleza y su adecuación a los usos y costumbres de la empresa.

Sin embargo, en cuanto IVA, los obsequios de Navidad, no podrán ser objeto de deducción, a menos que se trate de artículos con el logo de la empresa, lo que permitiría considerarlos como objetos publicitarios y no como regalos.

En este caso el valor de los objetos no podría superar los 90,15 euros.

Volviendo a la persona física, ¿qué ocurre si la cesta de Navidad no se recibe de la empresa, sino que se gana en algún sorteo, como puede ser el del supermercado del barrio? En este caso tampoco está libre de tributación.

A efectos del IRPF tendrán la consideración de ganancia patrimonial que no deriva de la transmisión de un elemento patrimonial, por lo que irán a la base general. La valoración será nuevamente el valor normal de mercado.

Este tratamiento es igual para todos los premios (bicicletas, cuberterías…), por lo que el premiado debe tener en cuenta que le supondrá un coste en el momento de presentar su declaración de la Renta.

Como vemos, Hacienda se asegura sus Reyes.

Para más información, puede contactar con el área fiscal de GD Legal.