servicio jurídico - derecho mercantil societario - abogado madrid - abogado barcelona - como finalizar un arrendamiento

Una reciente sentencia, emitida por la Audiencia Provincial de les Illes Balears, ha resuelto que no basta con la comunicación formal y anticipada de la voluntad de finalizar un contrato de arrendamiento para que se entienda correctamente ejercitada la resolución o terminación formal de dicho contrato. Para que lo sea, será necesario proceder a la entrega de las llaves del piso o de la vivienda al arrendador y, en consecuencia, entregar la posesión material del mismo.

En otro caso, no se entenderá resuelto el contrato de arrendamiento y, por tanto, el arrendatario se verá obligado al abono de las rentas y cantidades asimiladas (gastos de comunidad, etc.) hasta la efectiva entrega material de la posesión de la vivienda mediante la entrega de las llaves.

En concreto, el supuesto resuelto hace alusión a una vivienda que había sido alquilada por dos personas que convivían en ella. Una de ellas quiso resolver el contrato de arrendamiento enviando un WhatsApp al arrendador, sin que la otra coarrendataria se manifestase al respecto y sin hacer entrega de las llaves o habiendo realizado depósito notarial o judicial de las mismas.

Por su parte, la Audiencia Provincial entiende que, en este caso, si se hubiera realizado la entrega de las llaves o se hubieran puesto a disposición al arrendador por cualquier otro medio se habría salvado la falta de manifestación o la voluntad del otro arrendatario a la resolución. Y, a su vez, no se habría privado al arrendador de la disposición de la vivienda para realquilarla o darle el uso propio al que estaba destinada. Es por ello que las rentas y demás gastos se deben devengar en el momento en el que se hace efectiva la entrega de la vivienda y deben ser costeados en exclusiva por la parte arrendataria.

De este modo, aún y cuando los contratos de arrendamiento se extinguieran por el mero transcurso del plazo acordado, se puede decir que la extinción se producirá con la devolución de la posesión material de la vivienda y con la entrega de las llaves a la parte arrendadora. No basta con el mero ofrecimiento de entrega, este en ningún caso libera a los arrendatarios de su obligación del pago de la renta mensual.

Si necesitas más información, puedes contactar con los abogados del área mercantil de GD Legal. Servicio jurídico a tu medida.