Envío de correos electrónicos o SMS publicitarios

SMS publicitarios

El correo electrónico comercial, así como cualquier otra comunicación publicitaria por medios electrónicos (SMS, MMS, mensajes de Whatsapp, etc.), está regulado por la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE) y la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD).

En este sentido, la LSSICE, en su artículo 21.1, establece la prohibición del envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación equivalente, siempre y cuando no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios. 

Además, prohíbe el envío de correos electrónicos de contenido comercial en los que se oculte o no se especifique claramente la identidad de la organización que lo envía. 

No obstante estas prohibiciones, el artículo recoge una única excepción al respecto y dice que se podrán enviar comunicaciones comerciales sobre productos o servicios empresariales, siempre y cuando el destinatario sea cliente, es decir, que exista una relación contractual previa, y se hayan recabado los datos de forma correcta.

Para poder realizar los envíos de comunicaciones publicitarias, también hay que cumplir con otros requisitos como, por ejemplo, ofrecer al destinatario la posibilidad de poder oponerse al tratamiento de sus datos con fines promocionales, mediante un procedimiento sencillo y gratuito, tanto en el momento de recogida de los datos como en cada una de las comunicaciones comerciales que reciba. Por lo que, cuando las comunicaciones comerciales sean remitidas por correo electrónico, dicho medio tendrá que incluir una dirección donde el receptor pueda ejercitar su derecho, quedando prohibido el envío de comunicaciones.

El consentimiento inequívoco del afectado es un requisito básico para el tratamiento de datos de carácter personal. Además, la LOPD establece el derecho del usuario a ser informado en la recogida de datos por lo que, en este sentido, se deberá informar de:

  • La existencia de un fichero o tratamiento de datos de carácter personal, de la finalidad de la recogida de éstos y de los destinatarios de la información.
  • El carácter obligatorio o facultativo de su respuesta a las preguntas que les sean planteadas.
  • Las consecuencias de la obtención de los datos o de la negativa a suministrarlos.
  • La posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición.
  • La identidad y dirección del responsable del tratamiento o, en su caso, de su representante.

Asimismo, al enviar un correo electrónico con finalidades comerciales es necesario que se identifique, ya sea con la palabra “publicidad o publi”, y que se dé la oportunidad al destinatario de revocar su consentimiento a recibir información comercial.

Para más información, háganos su consulta jurídica sin compromiso.

dudas

¿Tienes alguna duda?

Si tienes alguna alguna duda acerca de "Envío de correos electrónicos o SMS publicitarios " ponte en contacto con nosotros.

Nuestros abogados podrán ayudarte

Contacta ahora
Anterior
Siguiente