Despidos en periodo de prueba durante el coronavirus

AMPLIACIÓN COVID-19: Se declara nulo el despido de una trabajadora durante el estado de alarma. Si quieres saber más información sobre despidos por la crisis del COVID-19 visita este post actualizado a día 21 de julio: Nulidad de despidos durante el estado de alarma 

El nuevo Real Decreto-ley 15/2020, de 21 de abril, introduce medidas urgentes para apoyar la economía y el empleo como consecuencia de la crisis ocasionada por el Coronavirus.  Una de las nuevas medidas es que se amplía la cobertura por desempleo a los trabajadores cuyos contratos se hayan extinguido durante el periodo de prueba y no tengan derecho a cobrar el paro, así como para aquellos que contaban con una oferta laboral en firme y abandonaron su anterior puesto pero que la nueva oferta no se puedo materializar por el estado de alarma, y quedaron, igualmente, sin derecho a cobrar el paro.

Despedidos en periodo de prueba: prestación por desempleo

El periodo de prueba es el tiempo durante el cual, tanto empresario como trabajador, pueden extinguir la relación laboral sin necesidad de indicar ninguna causa, ni preavisar y sin derecho a indemnización. 

La nueva medida atribuye la consideración de situación legal de desempleo a todos los trabajadores que han visto extinguido su contrato durante el periodo de prueba, desde el 9 de marzo, y a todos los que lo hayan finalizado voluntariamente desde el día 1 del mismo mes por contar con una nueva oferta laboral en firme que se finalmente no haya materializado por el COVID-19.

¿Debo incluir en un ERTE a un trabajador en periodo de prueba?

Recordemos que un ERTE puedes afectar solo a algunos trabajadores de la plantilla, no teniendo porque afectar a todos de manera colectiva, si bien los criterios de afectación deberán basarse en situaciones objetivas, no  pudiendo discriminar a los trabajadores por encontrarse en periodo de pruebas, mujeres embarazadas, interinos o con contrato en prácticas. Es decir, el ERTE se aplica igualmente a estos colectivos, no obstante, cuando estamos ante situaciones especialmente protegidas, será el último colectivo de la empresa en aplicársele estas medidas.

Por ejemplo, si una determinada función la ostentan dos personas en la empresa, pudiéndose mantener uno de los empleos, deberá optarse por aquel que ostente una situación especialmente protegida (por ej. reducción de jornada por cuidado de hijos).

No obstante, legalmente, los trabajadores en periodo de prueba (6 meses para los trabajos cualificados y 2 meses para los no cualificados) pueden ver finalizados sus contratos por no superación de dicho período con carácter previo a la tramitación de un ERTE.

Despedidos en periodo de prueba tienen derecho al desempleo

La legislación española establece que en estos casos, según lo dispuesto en el art. 267.1.7º de la LGSS,  no tendrán derecho a cobrar el paro si:

  • hubo baja voluntaria de su anterior empleo
  • no llevaba más de 3 meses en el nuevo.

Es decir, si es la empresa la que determina que el periodo de prueba no ha sido superado, tendrá siempre derecho a la prestación por desempleo, a excepción de que el trabajador haya finalizado su anterior relación laboral por una baja voluntaria (o abandono del puesto de trabajo), y no hayan transcurrido más de tres meses desde la fecha de baja voluntario y el actual periodo de prueba no superado.

Sin embargo, tal y como establece el Real Decreto-ley de 21 de abril, aquellos trabajadores despedidos en periodo de prueba tendrán derecho a la cobertura por desempleo.

Ayudas a colectivos especialmente vulnerables

Esta medida se sumaría a las ya impulsadas por este Gobierno “para que nadie se queda atrás”, y recogidas en el último Real Decreto-Ley 11/2020, de 31 de marzo, por ejemplo:

  • prestación para las empleadas del hogar dadas de alta en la Seguridad Social que pierdan su trabajo o unas horas;
  • ayuda para los trabajadores temporales que no tengan el tiempo mínimo de cotización;
  • moratoria para los autónomos en las cotizaciones a la Seguridad Social.

A lo anterior se añadiría un ingreso mínimo vital de alrededor 500 € y que podría ser llevado ante el próximo Consejo de Ministros. Esta medida está siendo ya evaluada en otros países para hacer frente a la situación excepcional que estamos viviendo.

Si tienes dudas sobre los ERTE, consulta con nuestros abogados sin compromiso. Para ampliar tu información, accede a nuestro post sobre 10 consultas sobre los ERTE por coronavirus o descárgate nuestra Guía de actuación laboral contra el coronavirus con toda la información actualizada al 22 de abril.

dudas

¿Tienes alguna duda?

Si tienes alguna alguna duda acerca de "Despidos en periodo de prueba durante el coronavirus " ponte en contacto con nosotros.

Nuestros abogados podrán ayudarte

Contacta ahora
Anterior
Siguiente