GD Legal abogados para servicio jurídico de empresas y sociedades. Asesoría jurídica
Abogado laboralista: permiso por maternidad no es discriminatorio

En fecha 23 de octubre de 2018, el Pleno del Tribunal Constitucional ha fallado desestimando el recurso presentado por un padre de familia en el que solicitaba la equiparación del permiso de paternidad al permiso de maternidad. En este sentido, el Pleno del Tribunal Constitucional ha resuelto que el permiso dispuesto en el artículo 48.7 del Estatuto de los Trabajadores (ET) no constituye una vulneración de los derechos constitucionales de los artículos 14 y 39 de la Constitución Española (CE). 

El procedimiento tiene su origen en la solicitud de ampliación y equiparación de la prestación del permiso de paternidad con el de maternidad que presentó un padre de familia, en octubre de 2015, ante la Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). La solicitud de ampliación se fundamentaba en la defensa de los derechos proclamados en los artículos 14 y 39 CE, es decir, el derecho constitucional a la igualdad y a no sufrir discriminaciones y el derecho a la conciliación de las responsabilidades familiares y la protección familia, respectivamente. Razonaba su solicitud en base a la discriminación por razón de sexo de la normativa que prevé el permiso de maternidad y el impacto negativo que la misma provoca en el ámbito de la conciliación familiar de los varones. Dicha solicitud fue desestimada tanto en vía administrativa como judicial, decisiones recurridas ante el Tribunal Constitucional.  

El Tribunal razona su enjuiciamiento en base a los siguientes fundamentos: 

  • La finalidad del permiso de maternidad no puede equipararse a la del permiso de paternidad, por cuanto, el permiso de maternidad tiene como finalidad principal la protección de la salud de la mujer trabajadora sin menoscabar sus derechos laborales y su mantención en el período de reposo que requiere el hecho del embarazo. En relación con el permiso de maternidad, su finalidad, en palabras del Tribunal, es la protección de la salud de la mujer trabajadora, durante el embarazo, parto y puerperio. Por el contrario, el Tribunal reafirma la finalidad del permiso de paternidad, el cual pretende favorecer la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, fomentando la corresponsabilidad de madres y padres en el cuidado de los hijos, en atención al derecho a la conciliación promovido en el artículo 39.3 CE. 
     
  • El principio de igualdad no exige en todos los casos un tratamiento igual, de modo que, no toda desigualdad de trato respecto a la regulación de una materia supone una vulneración del artículo 14 CE. En este sentido, el permiso de paternidad y el de maternidad no se corresponden a realidades idénticas, sino que se tratan de realidades biológicamente distintas. 
     
  • La normativa europea contempla la obligación de protección de las mujeres trabajadoras que se hallen embarazadas y, por el contrario, a día de hoy, ninguna norma europea establece la obligación de disponer de un permiso de paternidad. 

En base a los fundamentos expuestos, el Tribunal Constitucional resuelve declarando que el permiso de paternidad es conforme al derecho y que no debe ser equiparado al de maternidad, por recaer el mismo ante una causa que no puede ser comparable.

Para más información, puedes contactar con los abogados laboralistas de GD Legal.