ERTE por fuerza mayor: aplicación del plan de desescalada

Nuestros expertos en materia laboral te pueden ayudar en materia de ERTEs convecionales o por fuerza mayor

Actualización (13 de mayo)

Prolongación hasta el 30 de junio de los ERTEs de fuerza mayor derivados del COVID-19, ya sea por fuerza mayor total (sin reactivación de la actividad) o parcial (se recupera una parte de la actividad). En el anterior enlace tienes acceso a todas las nuevas novedades laborales a fecha 13 de mayo.

Suspensión y reducción de jornada

El Ministerio de Trabajo ha publicado su criterio sobre la aplicación de las medidas de suspensión y reducción de jornada durante la fase de desconfinamiento del estado de alarma. En cuanto al compromiso de mantener a la plantilla de trabajo, puedes informarte en el siguiente enlace sobre el criterio que ha mostrado la Dirección General de Trabajo en relación a la obligada cláusula de mantenimiento del empleo durante los 6 meses siguientes a la vuelta de la actividad laboral.

¿Se puede desafectar del ERTE solo a una parte?

La Dirección General de Trabajo afirma que es posible desafectar a algunos empleados del ERTE por causa de fuerza mayor, de forma que se pueda renunciar al ERTE ‘’de manera total o parcial, respecto de parte o la totalidad de la plantilla, y de forma progresiva según vayan desapareciendo las razones relacionadas con la fuerza mayor’’.

Por ejemplo, un restaurante podrá ‘’recuperar’’ algunos de sus empleados para poder dar servicio de comida a domicilio a partir del lunes 4 de mayo. La finalidad de esta medida es, entre otras, la reactivación parcial de la economía española mediante la dinamización de este tipo de sectores cuya actividad sigue limitada por el estado de alarma.

Igualmente, el criterio expuesto señala que ‘’será posible alterar la medida suspensiva inicialmente planteada (al iniciar el ERTE) y facilitar el tránsito hacia las reducciones de jornada’’. Esto supone que, por ejemplo, si un bar o restaurante decide desafectar (‘’sacar’’) de manera progresiva a sus empleados afectados por ERTE teniendo sus contratos suspendidos, estos tienen la opción de pasar a estar afectados de manera parcial, mediante reducciones de jornada.

De esta manera, hay centros de trabajo que pueden recuperar la totalidad o parte de su actividad si tienen la posibilidad de que las personas trabajadoras vuelvan a desempeñar sus tareas con carácter completo o parcial.

¿Qué documentos se necesitan y cuál es el procedimiento?

Las exigencias documentales y procedimentales son imprescindibles: ‘’bastará con comunicar a la autoridad laboral la renuncia a la medida autorizada o comunicada, ante una recuperación integra la actividad, y a trasladar a la entidad gestora de las prestaciones la situación de afección y desafección de cada una de las personas trabajadoras’’, así como comunicar al SEPE y de manera individualizada al trabajador a efectos de evitar perjuicios a éste.

Esas personas, ¿pueden volver a entrar en ERTE?

La aclaración del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social no menciona que un empleado que ha vuelto a su puesto de trabajo pueda volver a incorporarse al ERTE en caso de que su actividad profesional no justifique el mantenimiento de esas personas desafectadas, por lo que en principio parece que no sería posible.

Aquí puedes obtener más información sobre la desafectación de trabajadores de manera anticipada 

Recordamos que nuestros expertos en materia laboral te pueden ayudar en materia de ERTEs convecionales o por fuerza mayor

dudas

¿Tienes alguna duda?

Si tienes alguna alguna duda acerca de "ERTE por fuerza mayor: aplicación del plan de desescalada " ponte en contacto con nosotros.

Nuestros abogados podrán ayudarte

Contacta ahora
Anterior
Siguiente