abogado madrid y abogado barcelona: cierre de una actividad sociedad

Según el pronunciamiento de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo del pasado 21 de noviembre de 2016, no es posible admitir y declarar la nulidad de la transmisión de todos los inmuebles que constituyen una rama de actividad de una sociedad que se ha producido con motivo de una escisión parcial previa a la declaración de concurso de dicha sociedad.

La línea de argumentación del Supremo en este sentido sigue la siguiente lógica:

  1. La Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal (artículo 71.1) permite la rescisión de los actos perjudiciales para la masa activa realizados por el deudor (concursado) dentro de los dos años anteriores a la fecha de declaración de concurso.
  2. La acción de rescisión concursal no conlleva una ineficacia relativa del acto impugnado (en este caso la transmisión de los inmuebles, que no la escisión parcial en sí), sino total, con la con la consecuencia necesaria de que todos los bienes transmitidos deberán integrarse de nuevo en la masa activa de la sociedad en concurso.
  3. La transmisión de los inmuebles (que constituía el acto impugnado en el procedimiento de referencia) con motivo de la escisión parcial de la sociedad en concurso no es un más que un efecto o consecuencia de la escisión parcial y no puede considerarse como un acto distinto de la misma. De tal forma que, no puede instarse la ineficacia de la transmisión de los inmuebles sin instar la ineficacia de la escisión parcial.
  4. La Ley 3/2009, de 3 de abril, sobre modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles (LME) (artículo 47.1), restringe al máximo la posibilidad de, una vez inscrita la escisión parcial en el Registro Mercantil que corresponda, instar la ineficacia de la escisión parcial.

En concreto, únicamente sería posible instar su ineficacia y nulidad alegando que se han infringido las normas legales que regulan la concreta escisión parcial y exclusivamente podría ejercitarse la acción de nulidad en un breve lapso de tiempo. Específicamente, en el plazo de caducidad de tres meses contados desde que la escisión parcial fuese oponible a quien invoca la nulidad, lo que, generalmente, coincidirá con la inscripción de dicha escisión parcial en el Registro Mercantil.

En conclusión, el Supremo entiende que para que la transmisión de los inmuebles con motivo de la escisión parcial de la sociedad hubiera sido declarada ineficaz y, en consecuencia, dichos activos se reintegren de nuevo en la masa activa dentro del procedimiento concursal, es necesario que la ejecución de la escisión parcial no hubiera cumplido con todos los requisitos legales contenidos en la LME y, únicamente, en el caso de haberse ejercitado la acción de rescisión dentro del plazo de tres meses desde la inscripción de la escisión parcial en el Registro Mercantil que corresponda.

Escisión parcial sociedad

¿Quiere salvar parte de las líneas de negocio que desarrolla su empresa? Existen alternativas legales que lo permiten. Confíe en la experiencia de nuestros profesionales en GD Legal para atender de forma personalizada a sus necesidades concretas y contáctenos.

Contacta ahora
Anterior
Siguiente