Extinción indemnizada del contrato por cobrar en negro

Retribuir una parte del salario fuera de nómina justifica la extinción indemnizada del contrato.

¿Qué ocurre si la empresa me paga parte de la nómina en b?

La Sala Social del Tribunal Supremo ha señalado, en Sentencia de unificación de doctrina de 18 de junio de 2020, que la percepción de una parte del salario fuera de nómina, conocido popularmente como pagar en negro, genera un incumplimiento grave de las obligaciones empresariales y por tanto, el derecho de las personas trabajadoras a extinguir su contrato de trabajo en virtud del art. 50.1 c) del Estatuto de los trabajadores, esto es, por una causa no imputable a su voluntad y por ello, a que se reconozca su derecho a percibir la indemnización correspondiente a un despido improcedente.

En el caso concreto, el Tribunal Supremo estima el recurso interpuesto por tres peones agrícolas contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que dio la razón a la empresa para la que trabajaban, y consideró que el incumplimiento de los deberes empresariales debían ser los que tiene con el trabajador y no otros aspectos legales, por lo que entendía que no encajaba en la posibilidad de extinción indemnizada del contrato por voluntad del trabajador del artículo 50.1.c), sin perjuicio de que fuese una conducta empresarial sancionable.

Concretamente, los trabajadores percibían una parte de su salario en nómina, y otra mediante la entrega de un sobre. Además, al finalizar cada período de trabajo, la empresa emitía unos finiquitos totalmente ficticios que nunca llegaban a recibirse por parte de los trabajadores.

Incumplimiento de las obligaciones empresariales

El Tribunal Supremo señala que no indicar en las nóminas la cantidad total y real que el trabajador percibe de salario, no solo se trata de una conducta sancionable en virtud del art. 7.3 LISOS, sino que, además, perjudica a los trabajadores, de cara a prestaciones futuras debido a la disminución de las bases de cotización.

Para el alto tribunal, resulta evidente que no puede considerarse que el consentimiento del trabajador a la propuesta de no cotizar por una parte de su salario, sea una decisión libre y voluntaria, y que la obligación de documentar todas las retribuciones corresponde al empresario, que es el responsable de cumplir con las obligaciones de cotización. Así recuerda que el incumplimiento del deber de cotizar a la Seguridad Social por la cuantía total, supone una infracción grave de la legislación vigente, siendo nulos todos los pactos que alteren la base de cotización legalmente establecida.

En la sentencia, el TS efectúa un análisis riguroso de toda la jurisprudencia existente hasta el momento para concluir que la ocultación documental de parte del salario que se paga a los trabajadores durante un largo periodo de tiempo, sumado al incumplimiento de su deber de cotizar a la Seguridad social en virtud de lo establecido en la legislación vigente, y a la elaboración de finiquitos firmados que no eran abonados, constituye un claro incumplimiento de las obligaciones empresariales respecto de sus mandantes, encuadrándose por tanto dentro de las previsiones del art. 50.1.c) del ET. Hace hincapié igualmente en que, para considerar la gravedad de los incumplimientos, la doctrina ha atendido a si este era reiterad, como realmente ocurría.

En consecuencia, termina declarando el derecho de los trabajadores a solicitar la rescisión unilateral del contrato de trabajo mediante el cobro de la indemnización por despido improcedente.

Si quieres más información o recibir asesoramiento, no dudes en ponerte en contacto con nuestros abogados laboralistas 

dudas

¿Tienes alguna duda?

Si tienes alguna alguna duda acerca de "Extinción indemnizada del contrato por cobrar en negro " ponte en contacto con nosotros.

Nuestros abogados podrán ayudarte

Contacta ahora
Anterior
Siguiente