asesoria juridica - Indemnización por la finalización del contrato de prueba del agente comercial - abogados en madrid y abogados en barcelona - servicio jurídico

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha resuelto, recientemente, un caso en el que ha considerado que sí es posible que un agente comercial sea indemnizado y reparado por la terminación de la relación contractual con el empresario, aunque la misma se produzca durante el periodo de prueba. Un hecho que también permite la Directiva Europea 86/653/CEE.

En este caso concreto, el agente comercial venía obligado, por contrato, a alcanzar un mínimo número de ventas de viviendas dentro de un periodo de prueba de 12 meses. Pasados 6 meses, el empresario decidió rescindir el contrato alegando que el agente había realizado únicamente 1 venta, algo contrario a los objetivos indicados.

Por su parte, el TJUE apunta que la Directiva Europea es aplicable a contratos de agencia en los que se establezca un periodo de prueba inicial. Por contra, la jurisprudencia francesa de la Cour de cassation (Tribunal de Casación) rechaza los argumentos, ya que vienen a señalar que, al haberse pactado un periodo de prueba, no existe contrato en firme o contrato celebrado con carácter definitivo y, por ello, el agente no tiene derecho a indemnización en estos casos, ni es de aplicación la Directiva en lo que a esto se refiere.

Así pues, a grandes rasgos, el TJUE señala lo siguiente:

  • La Directiva no regula la estipulación de un período de prueba, por lo que dicho período estará sujeto a la libertad contractual de las partes.

 

  • La estipulación de un período de prueba puede tener por objeto facilitar la resolución de un contrato de agencia comercial, pero ello no impide que la resolución del contrato durante el período de prueba constituya una terminación del contrato o una terminación de la relación entre el agente comercial y el empresario.

 

  • Los regímenes de indemnización y reparación incluidos en la Directiva no pretenden sancionar la extinción del contrato, sino compensar al agente comercial por sus prestaciones anteriores de las que el empresario ha seguido beneficiándose con posterioridad a la terminación de las relaciones contractuales y/o por los gastos en que haya incurrido para la prestación de dichos servicios al empresario.

 

  • Para que el agente comercial tenga derecho a recibir la indemnización indicada en la Directiva, debe haber aportado nuevos clientes al empresario o haber desarrollado operaciones con los ya existentes, siempre y cuando dicha actividad pueda reportar todavía ventajas sustanciales al empresario. Debiendo ser el pago de la indemnización equitativo, teniendo en cuenta todas las circunstancias y, en particular, las comisiones que el agente comercial pierda y que resulten de las operaciones con los clientes. El importe de la indemnización no podrá exceder de una cifra equivalente a una indemnización anual calculada a partir de la media anual de las remuneraciones percibidas por el agente comercial durante los últimos cinco años. Y si el contrato fuese de menos de cinco años, la indemnización se calcularía a partir de la media del período.

 

  • Para que el agente tenga derecho a la reparación del perjuicio que le ocasione la terminación de la relación contractual, dicha finalización debe privar al agente de determinadas comisiones de las que hubiera podido beneficiarse por la ejecución del contrato, a la vez que le hubiese facilitado al empresario unos beneficios sustanciales.

En definitiva, el TJUE viene a concluir que la finalidad de la Directiva es proteger los intereses del agente comercial en sus relaciones con el empresario.

Desde GD Legal te ayudamos a resolver tus dudas y a profundizar en la situación concreta en la que te puedas encontrar. Puedes contactar con los abogados del área mercantil para recibir más información.