GD Legal abogados para servicio jurídico de empresas y sociedades. Asesoría jurídica
permisos retribuidos de los trabajadores

En el caso analizado se interpuso una demanda de conflicto colectivo por la que se desestimaba la solicitud de iniciar el cómputo de los días de permiso retribuidos el primer día laborable siguiente al hecho causante, siempre y cuando este se produjera en día no laborable. Acto seguido, se interpuso recurso de casación para unificar la doctrina por la parte trabajadora (sindicato Confederación General del Trabajo) ante el Tribunal Supremo, cuya interpretación comentamos a continuación tras analizar qué regula la ley española laboral al respecto.

 

¿Qué dice el Estatuto de los Trabajadores?

El Estatuto de los Trabajadores, en el artículo 37.3, recoge una serie de permisos retribuidos por los que el trabajador, previo aviso y justificación, puede ausentarse del trabajo durante el tiempo y por los motivos que prevé la norma reguladora.

En este sentido, la ley determina que en caso de matrimonio se concedan 15 días de permiso, siendo 2 días en el caso de nacimiento de hijo, fallecimiento, accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica, ampliándose a 4 días si hubiere desplazamiento y 1 día en caso de traslado del domicilio habitual.

Por otra parte, el artículo permite ausentarse del puesto de trabajo por tiempo indispensable en el caso de cumplimiento de un deber inexcusable público y personal, en el desempeño de funciones sindicales o de representación de personal y en la realización de exámenes prenatales y técnicas de preparación del parto.

Es importante señalar que las situaciones que se regulan en el Estatuto de los Trabajadores pueden verse modificadas, a través del contrato individual de trabajo o por medio de convenio colectivo, en el sentido de mejorar la situación del trabajador añadiendo otros motivos, ampliando la duración de los permisos o exigiendo ciertos requisitos para su disfrute.

 

Interpretación del Tribunal Supremo

Por otra parte, y distanciándose de la opinión de la Audiencia Nacional que consideró que los permisos se disfrutarán a partir del hecho causante, sin tener en cuenta si era día laborable o festivo, el Tribunal considera que si el día en que se produce el hecho causante no es laborable los permisos de matrimonio, nacimiento de hijo o fallecimiento de familiar se inician el primer día laborable siguiente. En este sentido, los permisos para faltar al trabajo se conceden para que se disfruten en días laborables, ya que en días festivos no” hace falta solicitar el permiso” porque no se trabaja.

Esta sentencia sienta un presente importante en el sentido de que el disfrute de los permisos, no solo los contemplados en el caso estudiado por la Sentencia, deben iniciarse en día laborable.

Para más información, puedes contactar con los abogados del área laboral de GD Legal.