GD Legal abogados para servicio jurídico de empresas y sociedades. Asesoría jurídica
IVA en la cesión de coches de empresa

Recientemente se ha producido un giro doctrinal en materia de IVA, considerando la cesión del uso de vehículos automóviles que realizan las empresas a sus empleados para que estos los destinen a su uso privado como una retribución en especie sujeta a IVA. 

Siempre que exista una relación directa entre el servicio prestado por el empleador (retribución en especie) y la contraprestación percibida por el mismo (trabajo personal del empleado), se produce una prestación de servicios efectuada a título oneroso a efectos del IVA. 

Por eso, tendrá la consideración de retribución en especie la parte proporcional del uso de los vehículos que se destine a las necesidades privadas del trabajador. Por lo que, a estos efectos, se deberá aplicar un criterio de reparto en el que, de acuerdo con la naturaleza y características de las funciones desarrolladas por el trabajador, se valore sólo la disponibilidad para fines particulares.

La sujeción al IVA de las retribuciones en especie onerosas conlleva la obligación por parte de la empresa de emitir factura al empleado beneficiario, repercutiendo el IVA correspondiente.

Dicha repercusión se aplicará sobre la valoración que suponga la retribución en especie de la cesión del vehículo.

Sin perjuicio de la emisión de la factura, la sociedad tendrá 2 opciones:

  • Asumir como mayor coste las cuotas devengas que se deriven de las retribuciones en especie
     
  • Exigir al trabajador el pago de las mismas

En el primer caso, cabe considerar dicho coste asumido por la compañía empleadora como una mayor retribución (dineraria o en especie) hacia el trabajador.

En lo que se refiere al derecho a la deducción de las cuotas soportadas por la empresa por la adquisición o el arrendamiento de los automóviles objeto de cesión, la mayor parte de las consultas vinculantes de la Dirección General de Tributos (p.ej. V1379-11, V1466-11, V0856-12, V0891-12 o V0996-12) y el criterio utilizado por la Inspección en las comprobaciones recientemente llevadas a cabo sobre este tema, es el de permitir la deducción del 100% del IVA soportado.

No obstante, la DGT en la consulta vinculante V4951-16, del 15 de noviembre de 2016, ha contradicho este criterio, considerado que el IVA soportado por una sociedad de abogados en el renting de un vehículo que es utilizado parcialmente por uno de sus socios para fines privados, es deducible al 50%.

Por lo que vemos, se trata de un asunto controvertido, aunque la mayor parte de la doctrina administrativa considera que la totalidad de la cuota del IVA soportado es deducible, aunque el vehículo se encuentre solo parcialmente afecto a la actividad propia del objeto social de la compañía.

Si necesitas más información, puedes contactar con el área fiscal de GD Legal.