asesoría jurídica y servicio jurídico de abogados para empresas para la libertad de expresión del trabajador en redes sociales

Las redes sociales (blogs, foros, Facebook, Twitter o YouTube) están presentes en múltiples aspectos de nuestra vida personal, familiar y laboral. Nos ayudan a mantener el contacto con nuestras amistades y a mantenernos informados en todo momento. Sin embargo, son un arma de doble filo y debemos ser conscientes del uso que les damos, sobre todo, de cara a nuestra vida profesional.

En nuestro país, la Constitución Española reconoce a los ciudadanos una serie de derechos fundamentales y libertades públicas. Entre ellos, el derecho a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones.

En el orden social, el derecho a la libertad de opinión únicamente aparece en el Estatuto de los Trabajadores, en relación con los representantes legales de los trabajadores y su capacidad de expresarse en las materias relativas a la esfera de su representación, pudiendo publicar y distribuir información siempre y cuando no perturbe el normal desarrollo del trabajo, las publicaciones de interés laboral o social.

Limitaciones en las relaciones laborales

En el marco de la relación laboral del trabajador, la jurisprudencia protege determinadas expresiones críticas de los trabajadores contra su empresa o personas relacionadas con la misma, poniendo el límite en las manifestaciones que sean injuriosas o vejatorias, que en ningún caso serán admisibles y pueden suponer el despido disciplinario del trabajador.

En este sentido, el problema radica en determinar qué se considera como injurioso o vejatorio.

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia, en una sentencia de 23 de febrero de 2012, consideró procedente el despido a un trabajador que identificaba en la red al empresario con la figura de Hitler y se le atribuían expresiones homófobas y denigrantes para las mujeres y otros colectivos.

Por su parte, el Tribunal Constitucional también dio la razón a otra empresa de material explosivo sobre el despido disciplinario de un trabajador que había realizado una entrevista en la que comunicó las supuestas negligencias de su empresa que podían afectar a la seguridad del personal.

El efecto de las redes sociales

Debemos ser conscientes de que los comentarios publicados en redes, aunque se hagan con carácter privativo, una vez expuestos al público, pueden tener una gran difusión entre el resto de usuarios. Y, por consiguiente, el autor tendrá escaso control sobre ellos.

Por ello, los trabajadores deben ser especialmente conscientes de cualquier información que viertan sobre su empleador, puesto que cualquier comentario puede provocar acciones futuras por parte de la empresa si considera que no representa la imagen fiel de su marca.

Por parte de la empresa, es muy importante que, de cara a proteger los intereses y la imagen de una compañía y a la posibilidad de sancionar este tipo de conductas en los trabajadores, se cree un código de conducta empresarial por el que se comunique e informe a los empleados del uso de las redes sociales y, sobre todo, de las posibles sanciones en caso de incumplimiento laboral en este ámbito.

Para más información, puedes contactar con los abogados del área laboral de GD Legal y recibir un asesoramiento legal laboral correcto.