¿Quién debe pagar el IBI, el usufructuario o el propietario? - abogado - abogados mercantiles para servicio jurídico

En una reciente consulta de la Dirección General de Tributos, la situación que se expone es la siguiente: una persona física ostenta la propiedad del 50% de una vivienda y el usufructo del otro 50% restante, siendo que el restante 50% de la nuda propiedad la ostentan otras dos personas físicas.

En este sentido, ¿puede el usufructuario de una vivienda asumir en su integridad el pago del IBI, mientras el propietario de la misma no está obligado a ello?

Según el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales (TRLRHL, artículo 61), el hecho imponible del impuesto está constituido por la titularidad de determinados derechos sobre los bienes rústicos y urbanos y sobre los inmuebles de características especiales, por lo que cualquier otro derecho sobre los mismos no se considerará un hecho imponible, es decir, no se considerará como hechos imponibles:

  • Una concesión administrativa  
  • Un derecho real de superficie  
  • Un derecho real de usufructo  
  • Un derecho de propiedad

Cabe decir que dicha enumeración conlleva un orden de prelación de tal modo que, la realización del hecho imponible, por existir un derecho sobre el inmueble (en este caso, el de uso), implica la no sujeción por los restantes derechos que aparezcan con posterioridad.

Así pues, los sujetos pasivos del IBI se determinarán conforme al siguiente criterio y orden de prelación:

  • El concesionario  
  • El superficiario -en caso de no existir el anterior-  
  • En ausencia de los dos anteriores, el usufructuario (ojo, no confundir con arrendatario)  
  • De no darse ninguno de los anteriores supuestos, el propietario, pero nunca concurrentemente, salvo en la excepción prevista para los bienes inmuebles de características especiales

De este modo, la nuda propiedad nunca podrá ser considerada como hecho imponible -lo que indica que el IBI no tiene en cuenta el valor económico de las facultades de disposición y dominio del propietario- y, de haberse constituido un derecho de usufructo sobre la vivienda, aunque este recaiga únicamente sobre una parte de la vivienda, será el usufructuario el sujeto pasivo del IBI. Ello se deriva, según indica la DGT, en el carácter indivisible propio de un bien inmueble y de la imposibilidad de coexistir varios derechos sobre un bien inmueble como constitutivos del hecho imponible.

No obstante, a efectos catastrales, cada uno de los titulares de alguno de esos derechos son simultáneamente titulares catastrales y pueden ser inscritos como tales en el Catastro Inmobiliario. De modo que, si bien el sujeto pasivo del IBI sería en el caso planteado el usufructuario, este podría repercutir la parte proporcional del impuesto a los restantes propietarios, todo ello atendiendo a las normas de Derecho común.

Si es de tu interés consultar tu situación concreta o profundizar en las cuestiones aquí planteadas, los abogados expertos en derecho mercantil de la asesoría jurídica GD Legal podrán ayudarte.

¡No dudes en consultarnos!