GD Legal abogados para servicio jurídico de empresas y sociedades. Asesoría jurídica
Prestaciones por maternidad exentas del IRPF ¿y ahora qué?: blog de abogados

El pasado viernes 5 de octubre se publicó la sentencia del Tribunal Supremo de 3 de octubre, número 1.462/2018, en resolución de un recurso de casación interpuesto por la Abogacía del Estado contra una Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. En la misma se reafirma la tesis de la Sala de lo Contencioso del TSJ de Madrid, que considera como exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas las prestaciones por maternidad, conforme a lo dispuesto en el artículo 7.h de la Ley 35/2006 del citado Impuesto. 


Así concluye el Alto Tribunal:
“En consecuencia, la prestación por maternidad puede incardinarse en el supuesto previsto en el párrafo tercero de la letra h del artículo 7 de la LIRPF y por ello el recurso de casación ha de ser desestimado y establecer como doctrina legal ‘las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Rentas de las Personas Físicas`”.


Ante esta interpretación, ¿cómo se debe actuar para poder recuperar aquellas cuotas del Impuesto satisfechas indebidamente?

Recuperación de cuotas del Impuesto satisfechas indebidamente


En primer lugar, se deben determinar quiénes son las personas que tiene derecho a solicitar tal devolución y sobre qué periodos se puede realizar la solicitud. La primera cuestión tiene una respuesta clara y meridiana, puesto que serían todas aquellas personas que percibieron prestaciones por cualquiera de las causas establecidas en el párrafo tercero del artículo 7.h: “prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad.”


Por otra parte, en lo que respecta al ámbito temporal, dado que la Sentencia carece de efectos retroactivos, la devolución podrá solicitarse de todos aquellos periodos que aún no hayan prescrito, es decir, desde el ejercicio 2014 hasta 2017. Sin embargo, si se ha producido alguna circunstancia que haya interrumpido la prescripción de ejercicios anteriores a 2014 (p.ej. Inspección o comprobación tributaria, solicitud de rectificación o presentación fuera de plazo) puede ser que el plazo de los 4 años de prescripción aún no haya transcurrido. Asimismo, puede suceder que la prestación se percibiera durante dos ejercicios diferentes, cuando el nacimiento se hubiera producido a partir de septiembre.


De esta forma, llegados a este punto y si concurren las circunstancias subjetivas y temporales que habilitan para solicitar la devolución, ¿cómo debe hacerse? A este particular, salvo que el Ejecutivo apruebe un procedimiento especial para instrumentalizar estas devoluciones (algo poco probable), la forma de obtener las devoluciones será mediante la presentación de una solicitud de rectificación de la autoliquidación del IRPF del ejercicio en el que se percibieron las prestaciones para considerarlas exentas y, por ende, obtener la devolución de los ingresos indebidos o una devolución mayor a la recibida en su día.


Sin embargo, el procedimiento no es automático, la Administración dispone de un plazo de hasta 6 meses para resolver, aunque debe hacerlo en todos los casos. Adicionalmente, a la devolución de las cuotas indebidamente satisfechas la Administración deberá adicionar intereses de demora.

Por último, se debe señalar que todas aquellas ayudas por los mismos conceptos satisfechas por entes autonómicos o locales también quedan amparadas por esta exención. Asimismo, aunque expresamente no está referidas en la sentencia del Tribunal Supremo, las percepciones recibidas en concepto de prestaciones de paternidad, también quedarían exentas.


De esta forma, desde GD Legal quedamos a tu disposición para resolver cualquier duda sobre el procedimiento, e iniciar los procedimientos para obtener las devoluciones de aquellas autoliquidaciones en las que se incluyeron dichas percepciones.
 

¡Contáctanos!