asesoria juridica laboral - convenio de empresa pyme- abogados en madrid y abogados en barcelona - servicio jurídico

Convenio de empresa. Blog escrito por abogado laboralista

Es un dato más que consumado que las pymes componen el 95% del tejido empresarial de nuestro país, y dentro de esta tipología de empresas, el marco colectivo al que acudir y que configura “las reglas del juego”entre empresa y trabajadores aparece como un interrogante.

En no pocas ocasiones, la pequeña y mediana empresa (por no señalar otro tipo de estructuras de negocio en auge) no se encuentra representada por el convenio colectivo de ámbito superior y es en ese preciso momento, cuando surgen las siguientes dudas:

¿Convendría configurar un convenio de empresa? ¿Qué ventajas puede aportar a nuestro negocio? ¿Es una travesía ardua y compleja o realmente puede resultar un trámite relativamente sencillo que aporte estabilidad en las relaciones laborales? ¿Es necesaria la negociación con una representación legal de los trabajadores o puedo diseñar un convenio de empresa a la carta?

Este planteamiento empresarial, en ocasiones surge de la frustración experimentada ante la falta de correspondencia de los convenios colectivos de distinto ámbito; locales, provinciales, interprovinciales, comunitarios o estatales, y que por actividad empresarial resulta de obligado cumplimiento para la empresa.

Ventajas e inconvenientes del convenio de empresa

La esencia de los convenios de empresa se sustenta en la flexibilidad que la norma otorga a los agentes negociadores (empresa y representación social) para adaptar a sus necesidades un marco jurídico colectivo de aplicación que se ajuste al máximo a la forma prestación de servicios, a la tipología de empresa, al funcionamiento interno, a la organización e incluso a las características de negocio en el sector empresarial de pertenencia.

Pero la creación de un convenio de empresa no es un camino de rosas en el que las partes negociadoras estén legitimadas para diseñar un marco legal “a la carta”, si no que existen distintas materias susceptibles de modificación canalizadas e incorporadas por vía convenio colectivo propio y otras materias comunes, que salvo regulación más favorable al trabajador, deberían continuar rigiéndose por lo dispuesto en el convenio de ámbito superior.

¿Cuándo optar un convenio de empresa?

Para conocer si nuestro negocio y sus empleados pueden recoger los frutos de la creación de un convenio propio, debemos plantearnos si aquellas materias específicas que son susceptibles de negociación colectiva y que por tanto, son de prioridad aplicativa respecto de las del convenio de ámbito superior, se produce una falta de correspondencia con la realidad empresarial. Por ejemplo; que el Convenio superior no recoja ciertas categorías o grupos profesionales en posiciones que son específicas e inherentes al entorno empresarial.

En este sentido, esas materias susceptibles de “adaptación al medio empresarial” serían:

  • La cuantía del salario base y de los complementos salariales, dando la posibilidad de establecer un régimen retributivo propio que guarde relación con los resultados de la empresa.
  • El modo de compensación de las horas extraordinarias,optando por el sistema de remuneración o “canjearlas” por periodos de tiempos equivalentes de descanso, respetando que de ningún modo podrá ascender a un coste inferior al valor de la hora ordinaria.
  • La jornada de trabajo, siendo susceptibles de variaciones el horario, pudiéndose concretar según las necesidades el horario de entrada y salida; la distribución del tiempo de trabajo, el régimen de trabajo a turnos y la planificación anual de las vacaciones.
  • La creación de unsistema de clasificación profesional acorde con las labores que realizaran los trabajadores por medio de agrupaciones profesionales, en el que se podrán incorporar variedad de tareas, cargos, singularidades profesionales o cometidos designados al trabajador, puramente ceñidos a la naturaleza de la sociedad.
  • Se incluye también la regulación de medidas que ayuden  a favorecer la conciliación entre la vida laboral, familiar y personal,como la acumulación del permiso de lactancia, la maternidad a tiempo parcial, etc.

Por ende, cuando interesando la creación de un convenio de empresa exista un convenio sectorial, se dispondrá el uso del convenio de empresa respecto a lo relativo en las materias sobre las que tiene prioridad aplicativa, y en aquellas que no que se encuentran catalogadas en el art. 84.2 del Estatuto de los Trabajadores (ET), por lo tanto, que no se prevé que sean susceptibles de una aplicabilidad prioritaria, solamente se rendirán válidas cuando igualen o mejoren las condiciones del convenio de ámbito superior favoreciendo así al trabajador y a la empresa.

En el sentido señalado anteriormente, la Sala Cuarta del Tribunal Supremo en fecha 1 de abril de 2016 interpretó que “solo es predicable la prioridad aplicativa del convenio de empresa frente al convenio sectorial de aquellos aspectos tasados en el art. 84.2 ETy no sobre materias excluidas en el citado precepto legal, salvo como se indica anteriormente, que éstas igualen o mejoren condiciones del convenio de ámbito superior.

En síntesis, cuando la compañía detecte una ausencia de correspondencia con el convenio de ámbito superior, el convenio de empresa podría ofrecer una solución integradora y de adaptación a la realidad empresarial en aquellas materias específicas señaladas anteriormente, otorgando de este modo la posibilidad de crear una regulación interna con ánimo y objeto de acercar el marco de relaciones laborales a su realidad económica, cultural y social.

Desde el área laboral de GD Legal, le ayudamos en todo lo concerniente a las relaciones con representantes legales de los trabajadores. Contáctenos para asesoramiento e información personalizada sobre los convenios de empresa.  

Blog del despacho de abogados Barcelona y Madrid

Anterior
Siguiente