GD Legal abogados para servicio jurídico de empresas y sociedades. Asesoría jurídica
asesoría legal laboral - asesoría jurídica laboral - abogados barcelona y abogado madrid - Rectificación del TJUE sobre la indemnización de los contratos temporales

En fecha 14 de septiembre de 2016, la Gran Sala del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) publicó la sentencia del conocido “caso Diego Porras”, dando así respuesta a la cuestión prejudicial planteada por un juzgado español. La misma, más que otorgar una solución satisfactoria para el mundo laboralista, provocó una cierta inseguridad jurídica debido al incorrecto entendimiento de la consulta planteada.

La respuesta de la Gran Sala, contraria a la interpretación del Estatuto de los Trabajadores por los tribunales españoles, determinaba que la falta o menor indemnización de los contratos temporales establecidos en la normativa española constituía una clara discriminación en relación con la indemnización de los contratos indefinidos y una clara vulneración del Derecho de la Unión Europea.  

No obstante, la manifestación del TJUE, que encontraba su fundamento en una serie de supuestos concretos y determinados, creaba un precedente aplicable en una generalidad de contratos de carácter determinado y temporal. El fundamento de dicha resolución no casaba con la finalidad de la figura de la indemnización, es decir, con la compensación al trabajador por la pérdida de su trabajo sorpresivamente. Como consecuencia de la inseguridad jurídica instaurada en materia de indemnización por cese de contrato temporal, algunos tribunales españoles han aplicado de forma modesta la doctrina del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, mientras que otros han seguido aplicando las disposiciones del Texto Refundido del Estatuto de los Trabajadores a la espera de una nueva manifestación de la Gran Sala ante las cuestiones prejudiciales pendientes de solución sobre la materia. 

Esta aclaración del TJUE ha llegado por la sentencia de 5 de junio de 2018, en la que nuevamente se pronuncia sobre la indemnización en los contratos de duración determinada, concretamente en los contratos de relevo, dando respuesta a la cuestión prejudicial planteada sobre el “caso Grupo Norte Facility”. En este caso, es el Tribunal Superior de Justicia de Galicia el que plantea la cuestión prejudicial en relación al contrato temporal de relevo extinguido entre la empresa de trabajo temporal Grupo Norte y uno de sus empleados, y sobre la concreta indemnización a la que tenía derecho el trabajador. 

En este último caso, la Gran Sala, revirtiendo su pronunciamiento anterior, declara la inexistencia de discriminación por no corresponder indemnización o por corresponder una indemnización de menor cantidad en los casos de extinción de contratos de carácter temporal en relación con los contratos indefinidos. Siguiendo la propuesta del Abogado General presentada en diciembre del año pasado, al tenor de la función y finalidad de la indemnización, interpreta la finalización de dichos contratos temporales en base a un criterio o hecho pactado en contrato laboral y, por tanto, en base a una causa objetiva. 

De este modo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha corroborado la interpretación que los tribunales españoles venían aplicando con anterioridad a la sentencia del 2016. En este sentido, las cantidades otorgadas al personal laboral afectado por la extinción de una relación laboral de carácter indefinido no tienen por qué ser iguales a las cantidades otorgadas, bajo el mismo concepto, al personal laboral que mantiene una relación laboral de carácter temporal y determinado a la expiración de la causa que generó el mismo. Las diferencias entre unas y otras indemnizaciones se fundamentan en la falta de previsibilidad de la extinción contractual, pues, mientras los primeros se hallan sometidos a una relación contractual de carácter indefinido en el tiempo y no pueden prever el fin del mismo, los segundos se hallan sometidos a una relación de carácter temporal, condicionados por una fecha cierta, una causa concreta o la finalización de una obra o servicio. 

De este modo, según ha interpretado la Gran Sala en esta última sentencia, el principio de no discriminación no alcanza a las posibles diferencias indemnizatorias de las distintas categorías de contratos de duración determinada. 

A modo de conclusión, las indemnizaciones para los contratos temporales dentro del Estatuto de los Trabajadores no son consideradas como discriminatorias en relación con las de los trabajadores indefinidos, pues las características y previsibilidad del cese en las mismas no son equiparables. Por tanto, solo si las situaciones son comparables podremos hallarnos ante una posible discriminación conforme al Derecho de la Unión Europea. 

Para más información puede contactar con los abogados del área laboral de GD Legal.