Régimen especial de declaración de concurso de acreedores

Se han establecido diferentes medidas en el ámbito concursal y societario para hacer frente a la crisis del coronavirus. El objetivo, tal y como indica el Real Decreto 1/2020, es ‘’evitar que el escenario posterior a la superación de la crisis del COVID-19 nos lleve a declaraciones de concurso o apertura de la fase de liquidación respecto de empresas que podrían ser viables en condiciones generales de mercado (valor en funcionamiento superior al valor de liquidación), con la consiguiente destrucción de tejido productivo y de puestos de trabajo’’

Antes de comenzar, ¿te has planteado iniciar el trámite de un ERTE, o en su defecto, solicitar un concurso de acreedores? Esta cuestión la resolvemos en este post sobre ERTE y concurso de acreedores durante el coronavirus

Solicitud del concurso de acreedores

De manera general, pueden solicitar el concurso de acreedores las personas físicas y jurídicas que se encuentren en estado de insolvencia, tanto actual como inminente (pincha en el anterior enlace para conocer sus diferencias). Además, los acreedores de una sociedad insolvente también están legitimados para solicitar el concurso de acreedores de su deudor, siempre y cuando acrediten una serie de hechos que revelen el estado de insolvencia.

No obstante, desviándonos de esta situación general, existe un régimen especial de solicitud de declaración de concurso de acreedores para hacer frente a la crisis ocasionada por el COVID-19.

Declaración especial del concurso de acreedores COVID-19

A fin de evitar que empresas que podrían ser solventes en condiciones generales de mercado se declaren en concurso de acreedores ante el escenario posterior a la crisis sanitaria, se han adoptado diferentes medidas (recogidas en el Real Decreto-ley 16/2020).

La primera de ellas ha sido suspender el deber del deudor que se halle en situación de insolvencia de solicitar la declaración de concurso de acreedores hasta el 31/12/2020, haya o no comunicado al juzgado competente para tal declaración la apertura de negociaciones con los acreedores para:

  • alcanzar un acuerdo de refinanciación;
  • alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos
  • alcanzar adhesiones a una propuesta anticipada de convenio

Estos mecanismos no dejan de ser soluciones preconcursales para evitar la quiebra.

La segunda medida consiste en no admitir a trámite las solicitudes de concurso necesario que se hayan presentado desde la declaración del estado de alarma. Si antes del día 31 de diciembre de 2020 el deudor se ve en la tesitura de tener que presentar solicitud de concurso voluntario, de admitirá a trámite con preferencia.

Sin perjuicio de lo anterior, en el caso de que el deudor hubiera comunicado antes del 30/09/2020 la apertura de negociaciones con los acreedores para alcanzar uno de los acuerdos enumerados anteriormente, se someterá al régimen general establecido por la normativa correspondiente. Por tanto, si el deudor realiza esa comunicación el mismo día 30 de septiembre y las negociaciones no siguen adelante, el deudor tiene 3 meses (hasta el 30 de diciembre) para solicitar la declaración del concurso.

Se trata, por tanto, de un régimen especial más favorable para el deudor.

Si quieres obtener más información o despejar dudas sobre preconcurso o concurso de acreedores puedes ponerte en contacto con nuestros profesionales sin ningún compromiso.

dudas

¿Tienes alguna duda?

Si tienes alguna alguna duda acerca de "Régimen especial de declaración de concurso de acreedores " ponte en contacto con nosotros.

Nuestros abogados podrán ayudarte

Contacta ahora
Anterior
Siguiente