Deducción de la remuneración de administradores en sociedades

Remuneración de los administradores

Son muchas las empresas que tienen dudas sobre cómo regularizar la remuneración de los administradores y cargos directivos, a efectos de poder deducir dicha remuneración como gasto en el impuesto de sociedades.

En este sentido, tanto las novedades introducidas en el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital (LSC) como la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, sobre el impuesto de sociedades, han tenido que ver.

 

Miembros del Órgano de Administración

En lo que respecta a la remuneración de los miembros del órgano de administración (consejos o administradores), en su calidad de tales cargos, es requisito indispensable que el carácter de cargo remunerado quede expresamente reflejado en los estatutos de la sociedad. En caso contrario, el cargo se entenderá como gratuito y, en consecuencia, cualquier retribución recibida por su pertenencia al mismo será considerada como una liberalidad y no podrá ser deducible en el impuesto de sociedades.

La junta de socios o accionistas, por su parte, deberán estipular la remuneración, pudiendo consistir en varias opciones como las siguientes:

  • Fija o variable
  • Mediante participación en beneficios 
  • Remuneraciones vinculadas a las acciones de la sociedad
  • Sistemas de retribución cumulativos, no alternativos, siendo el propio órgano de administración el que determine el reparto de la remuneración entre sus miembros, salvo disposición expresa de la junta de socios o de accionistas. 

Asimismo, no recomendamos que la junta de socios o accionistas establezca una cantidad máxima de retribución puesto que, si en un futuro se decide optar por una remuneración mayor, se requerirá la correspondiente modificación estatutaria.

 

¿Qué ocurre con los cargos de dirección?

Para los cargos con funciones ejecutivas o de dirección, con independencia a su pertenencia al órgano de administración, la previsión estatutaria del carácter remunerado de los mismos no es necesaria. Ahora bien, desde GD Legal recomendamos incluirla en los estatutos. De este modo, las retribuciones percibidas con motivo de la relación no serán consideradas como liberalidades y, en consecuencia, se configurarán como gasto contable deducible en el impuesto sobre sociedades.

No obstante, la LSC requiere que se formalice el correspondiente contrato por escrito y que se especifiquen los conceptos y el sistema de retribución. Así, cualquier retribución percibida que no conste en el contrato se considerará ilícita y deberá ser devuelta a la sociedad a instancia de cualquier interesado.

A modo de resumen y con carácter ilustrativo, indicamos a grandes rasgos la regulación del sistema de retribución de cargos con funciones de administración y de dirección o ejecutivas:

 

Funciones Previsión estatutaria Contrato Control Junta Control órgano de administración
De administración Obligatorio NO sistema de retribución y, en su caso, el reparto de dicha retribución entre sus miembros. Establece, en su caso, el reparto de la remuneración entre sus miembros, atendiendo en todo caso a la política de retribución de la Sociedad establecida por la Junta.
De dirección o ejecutivas Potestativo SI El contrato deberá respetar la política de retribución de la Sociedad. En el caso de sociedades de responsabilidad limitada deberá ser aprobado por la Junta. El contrato deberá ser aprobado por 2/3 del órgano de administración, con veto del derecho de voto y asistencia del cargo propuesto para su nombramiento en el caso de que forme parte del órgano de administración.

 

Si necesitas más información, puedes contactar con nuestros expertos en asesoramiento mercantil.

dudas

¿Tienes alguna duda?

Si tienes alguna alguna duda acerca de "Deducción de la remuneración de administradores en sociedades " ponte en contacto con nosotros.

Contacta ahora
Anterior
Siguiente